Medyarthros

( 33 ) 3615 0760

Ejercicios de williams para el alivio del dolor lumbar

Ejercicios de Williams

Introducción

  • Se estima que el 90% de las personas adultas ha sufrido un síndrome doloroso lumbar a lo largo de su vida.
  • El síndrome doloroso lumbar es la principal causa de limitación física en sujetos menores de 45 años (con la consiguiente perdida de días laborales que esto implica)
  • Ocupa el 7º lugar en motivo de consulta (IMSS) y el 7 % en estadística de lesión laboral.

Fundamento del Método Williams:

Williams propone ejercicios de flexión desde la posición de decúbito supino hasta la posición sedente. También insiste en el estiramiento de los músculos lumbro-sacros y en fortalecimiento de los músculos abdominales para evitar el desplazamiento anterior de la columna lumbar (es decir, hiperlordosis) y lograr con esto evitar la desestabilización de la región lumbro-sacra.

La secuencia de los ejercicios permite recuperar el perfil fisiológico de la columna, evitando la vasculación pelvica anterior y estirando los músculos posteriores.

Al realizar la flexión de tronco se amplian los agujeros de conjunción aliviando así el dolor y la compresión.

Su objetivo es conseguir el reequilibrio muscular y la correcta alineación postural entre la región abdominal y lumbar.

Los ejercicios de Williams están destinados a fortelecer la cadena flexora abdominal, puesto que lo más común es que se encuentre debilitada, encontrándose los abdominales distendidos y produciendose así el desequilibro muscular.

Los ejercicios de Williams, por tanto, incluyen el trabajo de todos los abdominales, realizando ejercicios para potenciar el músculo transverso, recto abdominal y oblicuos, trabajando tanto con la parte superior del cuerpo como con miembros inferiores. Estos ejercicios incluyen diferentes posturas en función de las capacidades y de la progresión del paciente.

Indicados en:

Los ejercicios de flexión (ejercicios de Williams) están recomendados en los pacientes con síndrome doloroso lumbar crónico, conjuntamente con las técnicas de higiene postural de columna. Su realización debe ser progresiva y a tolerancia, lo ideal es llevarlos a cabo por lo menos tres a cuatro veces por semana. Se recomienda que todos los ejercicios sean supervisados.

Contraindicaciones

Aquellas personas con hernias discales no localizadas o con radiculopatías deben abstenerse a realizar los ejercicios de Williams.

No Comments

Post a Comment